Fiesta en Honor a la Virgen Del Carmen

La procesión en honor a la Virgen termina en el puerto y es allí donde los costaleros suben a la Virgen a un barco para dar comienzo a la procesión marítima. Cada año se encarga de llevar la imagen un barco diferente. Son muchos los que se animan a seguir la procesión embarcados pero otros prefieren seguirla con la mirada desde la baranda del malecón.

La fiesta grande de los pescadores y de todo el municipio se celebra el día 16 de Julio, fiesta en honor a la Virgen del Carmen patrona de la localidad.

Tiene su origen el 13 de Abril de 1951, fecha en que se declara la Virgen del Carmen como Patrona de la Parroquia de Garrucha. El 16 de Julio de 1951, después de la procesión marítima, el Obispo de Almería bendice la Capilla de la Virgen del Carmen. El 7 de Enero de 1952 se cede a perpetuidad la capilla para su culto público. Fue el 24 de Marzo de 1999 la erección canónica de la Hermandad de la Virgen del Carmen.

Desde bien temprano, tanto garrucheros como turistas comienzan a bajar al puerto donde ya se respira un ambiente de festividad. La tradición manda que en este día los jóvenes se tiren al mar desde los barcos atracados en el puerto pesquero mientras el resto de las familias les esperan en la lonja comiendo y bebiendo. Cada año se realiza una espectacular asada de sardinas para todo aquel que visite la lonja del pescado y así se suele pasar el día en familia y con amigos.

A media tarde tiene lugar la famosa procesión en honor a la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores la cual es llevada por los costaleros del pueblo y se hace acompañar de las mujeres, niños y niñas ataviados con el traje típico de pescador. El traje femenino se compone de una falda de flores con delantal, camisa blanca, alparteñas (calzado artesano con suelas de esparto), fajín rojo y un pañuelo rojo en la cabeza. En cambio el traje masculino consta de pantalón, camisa de cuadros, fajín rojo y boina.
También los barcos se engalanan para este día tan importante con guirnaldas y banderillas de papel.

A bordo se vive un ambiente lleno de júbilo y todo el mundo le canta a la patrona. Cuando la Virgen vuelve al puerto se lleva a cabo una misa en su honor.