El Faro de Garrucha

Cuando Garrucha fue adquiriendo importancia y el tráfico marítimo alcanzó un volumen considerable debido a la actividad minera en Sierra Almagrera.

se decidió trasladar a esta villa el faro que hasta entonces había lucido en Villaricos.

En 1880 la Dirección General de Obras Públicas ordenó la construcción de un faro en Garrucha. Durante los dos años que duraron las obras, el castillo actuó de faro occidental, alojando la maquinaria provisionalmente.

Situado en un primer momento en las afueras del pueblo, hoy día se está pensando en su traslado a alguno de los cabezos que se encuentran detrás del núcleo de población, pues el crecimiento urbanístico de Garrucha lo ha dejado encajonado entre edificios, limitando su cometido.

La casa del farero, anexa al Faro, se está usando como Capitanía del Puerto.